Twitter

Vizcarra golpea la economía popular



El presidente Vizcarra que asumió el cargo por la renuncia de su líder PPK, no vio mejor medida que dar un “gasolinazo” mediante el Decreto Supremo 094-2018-EF, que incrementó el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) que grava los combustibles hasta en un 38%. Con esto subió el combustible que más usan las personas y el petróleo que sirve para transportar los alimentos y bienes que adquieren los peruanos.

 

En este sentido, esta alza de impuestos está afectando negativamente la economía popular. Los ingresos por ISC a los combustibles el año 2017 ascendieron a S/ 1,932 millones, pero ahora con este tarifazo económico tendrán ingresos adicionales por un monto aproximado de S/ 734 millones adicionales. Este dinero extraído de los bolsillos de todos los peruanos menos de las grandes transnacionales que deben miles de millones de soles al Perú. Como ejemplo a las mineras se les ha devuelto 16,000 millones de soles por impuesto general a las ventas, lo cual es un escándalo para nuestro país.

 

A pesar de que el gobierno niega que los precios se hayan disparado, las pruebas saltan a la vista: el gasohol de 84 con el ISC se ha incrementado en un 38,6%, el petróleo industrial en un 59% y el diésel B5 en un 21,4%. No solo se han incrementado los precios en combustibles sino también en alimentos de primera necesidad. Los huevos de S/ 5.50 a S/ 6.00 y la papaya de S/ 3.50 a S/ 5.00.

 

El gobierno se ha puesto como meta subir la recaudación tributaria del lamentable 13% en el que estamos a 15.3% hacia el 2021, pero esto no significa atropellar la economía de los peruanos, cuando la pobreza ha subido (se ha situado en 21.7%) y la anemia es un problema grave en todas las regiones (43% de niños la padecen). Además, están en riesgo de volver a ser pobres el 40% de la clase media vulnerable. Es por esto que no se debió gravar con impuestos a la población.

 

La región Cusco ya paró y se están llevando a cabo otros paros en el sur del país, en Arequipa, Moquegua y Puno. Por eso el MEF y el actual presidente deben evaluar este tarifazo que puede ser el comienzo del fin del actual presidente y de su gobierno.

 

Yonhy Lescano Ancieta