Twitter

Peajes de Línea Amarilla subieron 90% en últimos cinco años.



Contrato es investigado por Ministerio Público

 

PEAJES DE LÍNEA AMARILLA SUBIERON  90% EN  ÚLTIMOS CINCO AÑOS; PERO INFLACIÓN ACUMULADA EN DICHO PERIODO ES DE APENAS 15.98%

 

OAS se fue del Perú vendiendo 100% de participación, sin pagar ni un centavo de reparación al Estado.

 

Por quinta vez consecutiva desde el año 2013, la concesionaria Lamsac incrementa la tarifa del peaje de la Vía de Evitamiento. La tarifa contractual original en el año 2009 era de S/ 3.00; a partir de este domingo 14 de octubre será de S/ 5.70.  Es decir, hay un incremento acumulado de 90%, por las cinco alzas  consecutivas, en los últimos cinco años, cuando la inflación acumulada en este período ha sido de apenas 15.98%.

 

Es decir, Lamsac hace una interpretación totalmente arbitraria del contrato de concesión, que si bien la autoriza a hacer ajustes anuales de la tarifa, según la Cláusula 9.9 del contrato, también es cierto que el supervisor (que es Invermet)  tiene la facultad de verificar la correcta aplicación del peaje reajustado, conforme a la Cláusula 9.13, y lo ha hecho cuestionándolo, e inclusive el propio concedente, que es el Municipio de Lima, ha desautorizado públicamente el alza, alegando que hay un arbitraje pendiente, sobre –precisamente- la metodología que usa el concesionario para calcular los reajustes tarifarios. En este escenario,-de un laudo arbitral pendiente-   Lamsac no puede incrementar las tarifas, más aún, cuando el año 2013 hizo un reajuste por inflación, que acumuló varios períodos anuales (del 2009 al 2013), a pesar que el contrato sólo la autoriza a hacer un reajuste por año; y más aun, cuando en el año 2014, recibió de la gestión de la ex alcaldesa Susana Villarán el monto de US $ 142 millones por  una supuesta compensación contractual; y un año antes, el 2013, se detectó el desvío de US $ 6 millones de dólares del Proyecto Vía Parque Rímac (Línea Amarilla) que coincide con la adenda al contrato que la entonces alcaldesa Villarán celebró con la empresa brasileña OAS, titular de la concesión de Línea Amarilla, hasta el año 2016 en que vendió el 100% de su participación al grupo francés VINCI. Ese presunto soborno por US $ 6 millones está siendo investigado por el Ministerio Público.

 

Con  todos estos antecedentes de actos presuntamente corruptos alrededor del contrato de concesión, que han implicado ganancias ilícitas para OAS, y que su propio presidente continúe preso en Brasil, el nuevo concesionario VINCI no puede pretender aplicar sin más ni más un contrato  que –presuntamente- nació y se modificó con actos teñidos de corrupción.

 

 A esto hay que agregar, otro hecho que confirma la actitud abusiva del concesionario : la nueva vía expresa Linea Amarilla entró en funcionamiento apenas en junio de este año, es decir, hace cuatro meses; sin embargo ahí también se ha incrementado el peaje.

 

Yonhy Lescano Ancieta